El mercado del arte  •  Featured  •  Novedades artísticas

5 niños prodigios que venden y exponen por todo el mundo

Es sorprendente conocer la historia de estos cinco niños que sin llegar a la adlescencia están adquiriendo una fama mundial. Las obras de WASPA, Aleita y Mikail se están vendiendo por todo el mundo, Leonardo ha expuesto en Corea y Xeo en Nueva York.

1) WASPA, 11 años, Nigeria

Kareem Waris Olamilekan, más conocido como WASPA ART, es un artista hiperrealista nigeriano que con sólo 11 años está ganando admiradores a nivel internacional. Trabaja principalmente con lápices, pero lo combina con pasteles, pintura y bolígrafos. Sus retratos son vivaces, expresivas y conmovedoras representaciones de su comunidad. 

Apodado “El artista profesional más joven de África”, WASPA consiguió su fama internacional gracias al encargo de un retrato del presidente francés Emmanuel Macron en vivo, durante el evento cultural “Una celebración de la cultura africana” en Lagos. Kareem empezó a dibujar con seis años y vendió su primera pieza con solo ocho años. Su inspiración nace del artista hiperrealista Arinze así como del retrato de Michelangelo. El arte de WASPA ha aparecido en la BBC de África y en una serie de publicaciones internacionales durante este último año. Parece que este sólo es el inicio de una prometedora carrera para el joven prodigio.

LEONARDO, 6 años, España

Leonardo Rodriguez- Pastrana Caldarola es un pequeño artista español, cuyas obras, como las de cualquier niño, representan letras, números, aviones, planetas… Sin embargo, el estilo del artista promovido por sus padres ha llamado mucho la atención en el mundo del arte y ha llegado a exponer en Corea del Sur.

Empezó a pintar con solo 2 años en las puertas de los armarios de su casa. Sus padres decidieron promover las ganas del niño de expresarse a través del arte y le compraron una pizarra enorme a la que le siguieron los lienzos y pinceles. Su sofisticado uso de los colores, su habilidad para combinar objetos aparentemente independientes y su visión pura y sin prejuicios de la sociedad lo han hecho famoso entre los demás pequeños artistas. Sin referencia alguna del neoexpresionismo de Basquait, el estilo de Leonardo nos recorduerda al maestro por su mezcla de colores, técnicas, o temáticas en una misma pintura.

Aelita Andre, 13 años, Australia

Entre todos nuestros grandes artistas de Singulart, encontramos a la jóven artista australiana Aelita Andre. Empezó a pintar acrílico sobre lienzo con solo 9 meses y con 2 años ya las estaba exponiendo individualmente en Australia.

Es la artista más joven que ha presentado su obra en una exposición individual en un museo, en la Academia Rusa de Bellas Artes, San Petersburgo en 2016. Sus pinturas abstractas, exhibidas por todo el mundo, crean universos caleidoscópicos de color. Tal como ella dice, quiere llevar el arte abstracto a una dirección completamente nueva. Especialmente con su serie de «pintura sonora» en la que incorpora instrumentos como parte del lienzo, tratando de crear una nueva experiencia sensorial.

Mikail Akar, 7 años, Alemania

Apodado el «Picasso preescolar» por los medios de comunicación alemanes, Mikail Akar es considerado un pequeño maestro del arte abstracto. Su talento fue descubierto por casualidad y ahora vende obras por casi 5.000 euros.

Sus padres publicaron una de sus obras en Facebook y tras ver la cantidad de comentarios positivos sobre ella, se dieron cuenta del talento de su hijo. El jóven artista alemán expuso por primera vez con 4 años y ahora es reconocido mundialmente por su talento expresionista.

Xeo Chu, 12 años, Vietnam

Conocido como «el Jackson Pollock vietnamita«, el jóven artista Xeo Chu llegó a exponer individualmente sus obras en uno de los espacios más famosos del mundo, en Nueva York. Consiguió con su orginalidad cautivar a una gran cantidad de compradores que lo compararon con Jackson Pollock y compraron obras por casi 150.000 dólares.

Con 4 años, fue Xeo quien ya apasionado por el arte, pidió a sus padres que le dieran la oportunidad de dedicarse a su arte y hoy podemos decir que su sueño se ha cumplido. Sus composiciones son abstractas, con inspiraciones ya profundas. Así encontramos versiones metafóricas y espirituales de las visitas del joven a la famosa bahía de Hạ Long, en Vietnam.

No se pierda la colección de Singulart sobre la infancia en el arte aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *