Featured  •  Historia del arte  •  Obras en detalle

Guernica: La historia detrás de la obra maestra de Pablo Picasso

Guernica no sólo es una obra maestra del cubismo de Pablo Picasso, sino que también es una importante declaración política, quizás sea la imagen anti-guerra más icónica del siglo XX. Después de que le encargaran pintar un mural para la Feria Mundial de París, Picasso rechazó el uso de la «tecnología» y en su lugar optó por centrar la atención en las consecuencias de los bombardeos de Guernica. Singulart examina el contexto histórico detrás de la obra, así como el simbolismo y las interpretaciones de Guernica.

Contexto histórico de Guernica  

En 1936, estalló la guerra civil española. Las fuerzas fascistas, lideradas por el General Francisco Franco, se levantaron contra el gobierno republicano democrático. Aunque el partido republicano estaba formado por muchos partidos diferentes, cada uno con ideologías distintas, se unieron para bloquear la influencia de los nacionalistas, que intentaban volver a los valores católicos tradicionales de la España pre-republicana.

La ciudad de Guernica, situada en el País Vasco, era un lugar de particular importancia para los republicanos. A pesar de no tener importancia militar, era un símbolo de la cultura vasca. El 26 de abril de 1937, la Legión Cóndor Alemana de Hitler bombardeó la ciudad durante tres horas, actuando en apoyo del General Franco. Veinticinco aviones bombardearon la ciudad con 100.000 libras de explosivos, y otros veinte aviones persiguieron a los ciudadanos que intentaban huir de la escena. Se cree que la mayoría de los ciudadanos quedaron atrapados en el centro de la ciudad, ya que era día de mercado, y no pudieron escapar ya que los caminos y puentes que los rodeaban habían sido destruidos. La mayoría de los hombres estaban en la guerra, por lo que la mayoría de los 1.600 habitantes heridos o muertos fueron mujeres y niños.

Las noticias del ataque llegaron a París el 1 de mayo de 1937. Como defensor republicano, Picasso se escandalizó con la noticia y empezó a trabajar en los bocetos preliminares que se convertirían en el mural de Guernica. En los años 40, un oficial alemán vió una fotografía del Guernica en el apartamento de Picasso y le preguntó: «¿Hiciste eso?», a lo que Picasso respondió: «No. Tú lo hiciste».

Guernica – composición y creación

En El Guernica, podemos ver seis figuras humanas – cuatro mujeres, un hombre y un niño – así como un caballo y un toro. La escena es frenética, iluminada sólo por una bombilla que estalla con luz sobre todo el caos.

A la izquierda del cuadro, un toro cuyo costado ha sido atravesado por una espada se cierne sobre una madre devastada, gimiendo mientras sostiene a su hijo muerto en sus brazos. Un caballo rebuzna mientras pisotea a un hombre caído, cuyo brazo ha sido cortado de su cuerpo. En su mano desmembrada sostiene una espada destrozada, y podemos ver una flor floreciendo de su puño cerrado. Dos figuras fantasmales flotan inquietantes hacia el centro de la pieza, una de ellas sostiene una lámpara de gas para examinar el alboroto frente a ella. A la derecha del cuadro podemos ver una figura gritando, envuelta en llamas.

El Guernica está pintado en una paleta monocromática, utilizando una técnica conocida como grisalla. Picasso tenía una pintura especialmente creada para el Guernica con el fin de usar la menor cantidad de brillo posible, y emular la inmediatez de la fotografía de guerra. A pesar del inmenso tamaño del Guernica, Picasso sólo tardó un mes y medio en terminarlo, listo para ser exhibido en el Pabellón Español de la Feria Mundial de París.  

Hablando de Guernica, Picasso declaró:

«Toda mi vida como artista no ha sido más que una continua lucha contra la reacción y la muerte del arte. En el cuadro que estoy pintando, que llamaré Guernica, expreso mi horror hacia la casta militar que ahora está saqueando a España en un océano de miseria y muerte.»

El simbolismo de Guernica 

Picasso nunca confirmó públicamente ninguna de las interpretaciones de Guernica, y su significado ha sido muy debatido desde su creación. En Singulart, hemos querido desglosar los diferentes elementos de la pieza junto con su posible simbolismo.

 Ruins of Spanish Basque town Guernica after the 1937 bombing
Ruinas del pueblo vasco español Guernica después del bombardeo de 1937

Se cree que el toro, con su rostro desapasionado y sin expresión, podría simbolizar a Franco. Sin embargo, como el toro es un símbolo de virilidad, sus puñaladas podrían representar que el hombre está fracturado, que la humanidad en general está en problemas. También se ha teorizado que el toro podría ser un emblema de la cultura española, ya que Picasso se había referido a las corridas de toros en pinturas anteriores (esto también explicaría las puñaladas del toro).

La madre y el niño de la izquierda de la pintura podrían ser una referencia a la Virgen y el niño, o más específicamente un símbolo de la pieta o piedad. La piedad es un tema que se ha visto en innumerables obras de arte, refiriéndose a María llevando en sus brazos el cuerpo muerto de Jesús después de que fuera bajado de la cruz.

El caballo es el centro de la pintura; nuestro ojo inmediatamente percibe y se siente atraído por su expresión de pánico e histeria. Se cree que el caballo simboliza al pueblo de Guernica, y la flecha que atraviesa el costado del caballo contribuye a esta conclusión. Es interesante saber que los primeros bosquejos del caballo, ocultos en este lienzo por capas de pintura y revisiones, lo retrataban con una expresión descendente, como si admitiera la derrota. Aquí, en la versión final, el caballo ha sido golpeado y con dolor, pero permanece desafiante hasta en sus últimos momentos.

La única figura masculina en esta pintura puede verse bajo el caballo, gritando de dolor mientras el caballo pisotea su cuerpo desmembrado. Sólo la mitad superior de su cuerpo es visible, el resto se pierde entre el agitado caos que lo rodea. Mientras una de sus manos muestra signos de los estigmas, otra referencia bíblica, una flor blanca crece de la espada rota en la otra mano, que podría simbolizar la esperanza después de la destrucción.

La lámpara que cuelga en la parte superior, iluminando la escena, podría ser interpretada como una bomba que cae. Sin embargo, algunos críticos han argumentado que simboliza el ojo de Dios. También se ha sugerido que la lámpara representa la noción de la tecnología que se utiliza para impulsar el mal, iluminando el lado oscuro de la tecnología moderna.

Los historiadores han debatido el significado de las tres mujeres del lado derecho del cuadro. Se ha sugerido que las mujeres representan los tres destinos, como en la mitología griega, o que podrían representar a las tres vírgenes mártires de la cristiandad temprana. También podrían ser un reflejo de la vida personal de Picasso, representando a su esposa y dos amantes.

Picasso fue deliberadamente obtuso sobre el significado de Guernica, que es en parte la razón por la que ha sido tan discutido y debatido desde su creación. Declaró, «No depende del pintor definir los símbolos… El público que mira el cuadro debe interpretar los símbolos tal y como los entiende.»

¿Desea descubrir obras al estilo de Pablo Picasso? Eche un vistazo a la colección Inspirado en Picasso de Singulart.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *